lunes, 29 de septiembre de 2014

Una triste noticia

Las líneas que nos ocupan iban hoy dedicadas a otro tema, pero un terrible suceso me ha arrebatado las ganas de seguir escribiendo. 

Esta mañana fallecía Nerea Pérez, sobrina de Raúl, un amigo, y también enóloga. Ocurría accidentalmente haciendo trabajos de bodega. 

Desde esta humilde plataforma, y lamentando no poder estar allí en este momento, quiero reiterar a la familia mi más sentido pésame y un fuerte abrazo.

Tengo la fortuna de contar a muchos elaboradores de vino entre mis amigos. Todos ellos comparten una particular bonhomía, paciencia, generosidad y conmovedora pasión por su trabajo. Eso lo hace todo un poco más duro. 

2 comentarios:

Federico Ferrer J. dijo...

Sí que lo es. Que descanse en paz. Y que los que se quedan puedan superar estos momentos y seguir adelante, que es lo realmente importante ahora.

Vicente Vida Lanzas dijo...

Tremendo. No hay palabras para describir un golpe de este calibre. Rezo por ella y por su familia.

Galicia entre copas, SEGUNDA EDICIÓN

Puedes comprarlo on-line en...

Visitas

Seguidores