domingo, 23 de octubre de 2011

La Central Mexicana


Recapitulando un poco sobre los restaurantes comentados en estos años de blog, compruebo con sorpresa que aun no he dedicado ninguna entrada a una cocina de la que soy fiel devoto, la mexicana.

Sin embargo, todo tiene su explicación, y es que uno de los grandes problemas que tienen esta cocina y su prensa son, precisamente, la mayor parte de los restaurantes que se visten de Pancho Villa.

Que levante la mano aquel que no haya sufrido quesadillas congeladas, guacamoles insípidos, guisotes insulsos y enchiladas grasientas y sin sabor. Para salir corriendo, vamos.

Sin embargo, hay sitios y esperanza. Aunque no lo llegara a comentar en su día, el año pasado descubrí un magnífico representante llamado Tepic, y este año la sorpresa fue (ya voy por la tercera visita) La Central Mexicana, en Pozuelo de Alarcón.

No sé que me pasa en estos sitios, que el ansia me puede y no tengo tiempo de hacer fotos ni de reflexionar sobre ningún plato. Simplemente, devoro.

Por eso no me centraré hoy en ningún plato, aunque sí quiero dar algunas pistas, empezando por las margaritas, que sin duda son las mejores que he probado. Perfecta de alcohol y acidez. Todo en su sitio y acompañando perfectamente a esos nachos que ponen de aperitivo.

Aunque ya que estamos con nachos, y como los del aperitivo siempre saben a poco, quizás vale la pena pedirlos a mayores. Quizás sea algo más gringo que mexicano, pero vienen cargaditos de queso, frijoles y un fresquísimo guacamole que hace la boca agua...

Para continuar, pues que les voy a decir, me encantaron las sopas, prescindible la ensalada de queso y jalapeños, deliciosas quesadillas y flautas, sabrosas y bien fritas, bien los tacos, geniales las enchiladas y, como en todos los mexicanos, postres sin demasiado interés salvo a quien, como a mi mujer, le fascinen las crepas con cajeta.

Y para acompañar, aquí las especias, el tomatillo, los picantes y el maiz son capaces de destrozar a la mismísima Romanee Contí, así que una cerveza bien fresquita es para mí el mejor maridaje. En la línea coronitas y cía. la Pacífico clara es mi favorita.

Además la cosa difícilmente superará los veinte euros por persona. Para tripitir, si se me permite el palabro.


La Central Mexicana
C/ Atenas 2
Pozuelo de Alarcón


2 comentarios:

Anónimo dijo...

Mariano, ahí me has dao!!!
Me encanta el mexicano, aunque no soporto las cantinas tex-mex. Lo mío es la auténtica cocina mexicana: los chiles poblanos rellenos de queso y rebozados en huevo, los tamales de vaca o pollo, la ropa vieja (variante de la cubana, con un toquecito "picoso"), el mole, el manchamantel... ummmm, podría seguir con muchos platos más!!!!

Respecto a la cerveza, me inclino por la Doble X Lager y para acabar un buen tequila Herradura reposado...

Besos desde Barcelona

SIBARITASTUR dijo...

Siempre he pensado que para armonizar esta comida podría irle bien vinos de jerez en general, aunque nunca he probado.