lunes, 29 de agosto de 2011

Pistas vietnamitas: La Bahía de Halong

Y continuamos con la experiencia vietnamita (no crean que van a librarse tan fácilmente), aunque seré breve, pues el objeto de esta entrada es, simplemente, enseñarles uno de los parajes más hermosos que he visto jamás, la Bahía de Halong.

Un paisaje de roca cárstica inundado por las apacibles aguas del conocido como Mar de China (delante de un vietnamita mejor digan Mar de Vietnam), enormes rocas huecas y plagadas de vegetación que se yerguen sobre el visitante, con el único sonido del leve oleaje y las cigarras que habitan los islotes.

Vale la pena reservar un buen crucero para observar desde el camarote o desde la cubierta algunos rincones secretos de estas más de tres mil islas en las que perderse.

En lo gastronómico, sobre todo si vienen de Galicia, no les aconsejo perder el tiempo en el insulso marisco de la zona, y sí centrarse en la ruta y el entorno.

Nosotros disfrutamos de dos inolvidables jornadas en el Bhaya I, que nos ofreció además una ruta por una de las cuevas visitables y un delicioso curso de cocina en la cubierta al atardecer que tendrá su reflejo en alguna receta futura del blog.

Pero si algo tengo que destacar de la tripulación fue la maravillosa cena para dos que nos brindaron en la cubierta, con la sorpresa de uno de los mejores servicios de Champagne que guardo en la memoria.

Sin duda, uno de los más bellos rincones del mundo, y al que espero volver algún día.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Mariano,
Desde luego lo llevas en la sangre, lo de los vinos y demás licores digo, jejeje.
Espero con ansia tus recetas porque la comida vietnamita me encanta!!!!

Besotes desde BCN

Galicia entre copas, SEGUNDA EDICIÓN

Puedes comprarlo on-line en...

Visitas

Seguidores