martes, 31 de agosto de 2010

La experiencia DiverXo

Nos vemos obligados a interrumpir la programación anunciada en el post anterior, pero actualidad manda y una experiencia como la del fin de semana debe ser reseñada antes de que las emociones se vayan disipando.

Efectivamente, como anunciábamos hace algún tiempo, y después de algún que otro intento fallido, habíamos conseguido reservar en Diverxo y el sábado lo visitamos.

Se preguntarán qué tiene que ver esta imagen con el restaurante Diverxo. Pues bien, recapitulando sobre el fenómeno, lo cierto es que desde que uno consigue materializar allí su reserva, siente algo parecido a lo de Charlie al retirar el envoltorio premiado del chocolate Wonka.

Allí acudimos en la fecha señalada.

En pleno centro de negocios de Madrid se esconde este local minimalista y elegante, con un relajante jardín interior, donde un personal muy joven maneja con naturalidad y sin excesos, cubierto, cristal y mantelería de primera (costes que impone la estrella).

Y a partir de ahí, todo es sorpresa. Willy – David Muñoz- Wonka y los Umpa-Lumpa, escondidos en una cocina que es prácticamente magia, dan salida a platos cada cual más imaginativo, más divertido, más vistoso, pero todos con el denominador común de textura, sabor y, sobre todo, equilibrio.

Quizás el avezado lector se haya dado cuenta ya de que no voy a mostrar imágenes de platos, porque creo, sobre todo, que la mayor fuente de satisfacción que me hizo salir de allí con una sonrisa bobalicona que me duró todo el día, fue, precisamente, la sorpresa.

Y es que cuando uno entra allí, la única información que recibe es que hay tres menús, el express (7 platos: 65 euros), el express+1 (75 euros) y el express+2 (85 euros). Se le pregunta, por supuesto, si tiene alguna alergia o algo que no le guste, pero a partir de ahí, uno no sabe cual es el siguiente plato, hasta que lo tiene delante, y es en ese punto donde reside parte de la magia.

El resto es cocina, imaginación y producto; y aunque no hablaré del Chili Crab, ni de la Gamba frita al revés, ni describiré la factura de los espectaculares dim-sum, sí diré que la complicidad de cocina y sala, explicando con ilusión cada plato, la mejor forma de disfrutarlo y su maridaje con el té oportuno, demuestra un engranaje casi perfecto.

También diré que jamás el vino se había convertido para mí (y el lector habitual ya sabe como se las gasta un servidor) en algo tan accesorio en una comida; por eso, aunque el Bürklin Wolf Trocken 2008 que tomamos, estaba perfecto, fue pasando cada vez más desapercibido ante el rosario de increíbles viandas. En consecuencia recomiendo a quien vaya que renuncie a su enochaladura, no se pierda en la extensa carta de vinos y cervezas y, simplemente, se deje asesorar u opte por un valor (mejor blanco) que le de seguridad de no molestar en el viaje.

Y si bien es cierto que uno nunca fue con la ceja tan arqueada a un restaurante, ante la posible decepción, fruto de la sobrevaloración mediática, no es menos cierto que nunca salió tan satisfecho y tan contento de haber pagado 200 pavos (100 p.p.), pues únicamente espera el momento de volver.

Por poner una pega, que en realidad no lo es, y por si alguien de Diverxo se pasa por aquí, diré que quien realmente está disfrutando de la velada, agradecerá entre plato y plato, un mayor tiempo de reflexión y de descanso para los sentidos que prolongue el placer; y quien no haya disfrutado (si eso es posible), pues da igual, porque ese, igualmente, no iba a volver.

Por que a mi respecta, sencillamente genial.

16 comentarios:

Jordán Cortés dijo...

Me ha encantado tu post, me ha dado la sensación de que se me ha hecho corto...les envie un c.v hace un par de meses, no he tenido el gusto de degustar alguno de sus menus pero seria un placer trabajar allí, lo estan haciendo muy bien.

Un saludo

SIBARITASTUR dijo...

Mariano, el que no pongas fotos se debe a que el restuarante prohibe expresamente que se hagan fotos de sus platos?. Hace tiempo leí que había uno así en Madrid y no estou seguro si era este.
Si eso es así puedo entenderlo pero no me parece bien...

Mariano dijo...

Hola Jordán,

Gracias por tus palabras. Si por lo que sea acabas trabajando allí, avísame, porque te pediré que me cueles, je je.

Saludos!

Mariano dijo...

Jorge,

Había oido algo así por ahí, pero lo cierto es que hice alguna foto y nadie me dijo nada (además son muy amables).

Yo decidí no publicar ninguna foto, pues creo que es mejor para quien vaya por primera vez...

DANINLAND dijo...

Me ha hecho sentir bien esta entrada; el comienzo con una imagen del grande entre los grandes, la juguetona rabia de saber que te quedas sin el regalo visual de las fotos, la sutil explicación de los puntos importantes (menús con precios, vinos, menaje...) y una pequeña pega que, sin serlo, a mi me serviría de mucho a la hora de visitar el restaurante.


Otra vez en la cresta de la ola...

Saludos.

DANINLAND dijo...

Me ha hecho sentir bien esta entrada; el comienzo con una imagen del grande entre los grandes, la juguetona rabia de saber que te quedas sin el regalo visual de las fotos, la sutil explicación de los puntos importantes (menús con precios, vinos, menaje...) y una pequeña pega que, sin serlo, a mi me serviría de mucho a la hora de visitar el restaurante.


Otra vez en la cresta de la ola...

Saludos.

Manoel Foucellas dijo...

Mariano:

Una pregunta capciosa: ¿son comparables Pepe Vieira y DiverXo?

Un abrazo.

Antonio Lopez dijo...

yo estuve a punto de ir en una ocasion
cuando faltaba poco tiempor para ir me entere que estaba totalmente prohibido por la direccion del hotel hacer fotos en el interior
como a uno le toca bastante los hueveles la gente que prohibe sin saber, sin base legal y desconociendo la legislacion vigente pues mande un mail a diverxo consultando sobre tal prohibicion, sobre si era cierta y si me podian decir, en caso afirmativo, en que legislacion se basaban para prohibirme hacer una foto a un plato que yo "compro".
no me encontre mas que una respuesta un poco demasiado sobrada del señor este.
entiendo que quizas sea superfamoso y tenga mil mails al dia y que en muchos de ellos tratan de tocarte los cojones, pero cuando una persona te pregunta con respeto y educacion, sin ningun tipo de intencion, solo para aclarar una cosa...
en fin, que evidentemente no conozco diverxo ni lo conocere nunca, ni ganas que tengo

Antonio Lopez dijo...

cuando digo respuesta un poco sobrada me vino a decir que no dejaba hacer fotos porque le daba la gana mas o menos
tambien es cierto que despues hubo un par de mails mas y el afino mas su postura y se convirtio en una persona con la que se pudo discutir aunque no se bajaba de la burra jeje.
pena que quede tan lejos si no lo ibamos a pasar muy bien cuando alguien me dijera que no me dejaba hacer una foto...

Mariano dijo...

Qué tal Daninland. Aunque el post no merece la mitad de tus amables palabras, siempre he pensado que en ocasiones como esta es preferible sugerir en lugar de mostrar...

Saludos!

Mariano dijo...

Hola Manoel,

Muy capciosa, je je. Me lo pones dificil porque nada malo tengo que decir de ninguno de los dos. Muy al contrario.

Aunque ambos comparten técnicas innovadoras y buen producto, creo que el tipo de cocina que desarrollan es muy diferente, pues una se basa en el recetario tradicional gallego y otro fusiona la cocina oriental con la española. Con estas premisas es muy dificil hacer comparaciones.

Además juegan en escenarios distintos, y eso es muy importante. Pepe Vieira juega con ventaja en la localizacion- de ensueño- y con costes mucho más bajos en producto de calidad, a diferencia de Madrid, donde todo es más caro, pero también puede acceder a un público más variado, más abierto y, sobre todo, más abundante. Y eso también condiciona al cocinero.

Sinceramente siento no arrojar más luz, ambas han sido experiencias extraordinarias (en Pepe Vieira ya van 4 o 5), pero dificilmente comparables.

Lo que sí puedo decir es que si disfrutaste en Pepe Vieira, sin duda, te encantará diverxo.

Mariano dijo...

Antonio,

Desde luego entiendo perfectamente que lo que comentas haya podido disuadirte de visitar diverxo.

Lo único que puedo decir es que yo hice un par de fotos y nadie me dijo nada.

Casualmente pregunté por mail lo mismo que tú varios dias antes, pero quizás por tratarse de Agosto, no recibí respuesta.

De todas formas, aunque hubiera hecho un reportaje entero, no lo habría publicado por las razones que expongo en el post. Pensándolo después, llegué a la conclusión de que si yo hubiera ido allí con la memoria de una crónica con imágenes de lo que comí, la experiencia no hubiera sido tan sorprendente.

Con David tuve la ocasión de hablar unos minutos tras la comida y me pareció una persona agradable y dialogante, pero aunque tu sensación no haya sido esa, tal vez convenga, en ocasiones, separar al personaje de su obra (algo así me pasa con Woody Allen) por un bien mayor.

Lógicamente estás en tu derecho de no ir, faltaría más, y tus buenas razones tienes, pero por lo que creo que conozco de tus gustos, me da la impresión de que disfrutarías.

De todas formas, para suplir la falta de información, igual le intento copiar alguna cosa (en la medida de mis lamentables posibilidades, claro) y si sale correcta la pongo, je je...

Suerte con la vitro...

Saludos!

Carrascal Bollo dijo...

Jejeje, eres un artista para transmitir. "Sin decir nada" y mostrando poco lo dices todo: Nos dejas con unas ganas de ir tremendas.

Por cierto, sales muy guapo en la foto de la entrada del restaurante reflejado ¿eh? jejeje
¡Un saludo y gracias por la recomendación!

delia dijo...

Mira tú! Voy el jueves , a comer...
¡Mucha expectación!

Mariano dijo...

Gracias Carrascal, no es para tanto ;).

Ya ves, lo de la foto, no me había dado cuenta, pero bueno... qué le vamos a hacer.

Mariano dijo...

Hola Delia!

Me alegra mucho saber de tí. A ver si voy un día de estos a visitarte.

Además estoy deseando conocer tus impresiones...

Un besote!

Galicia entre copas, SEGUNDA EDICIÓN

Puedes comprarlo on-line en...

Visitas

Seguidores