martes, 8 de septiembre de 2009

Restaurante Artabria (Coruña)

La precipitación, que fue la máxima de estas pasadas vacaciones, te juega malas pasadas, pero muchas veces también te hace descubrir cosas interesantes que nunca hubieran estado previstas.

Y precisamente eso fue lo que me ocurrió en mi última visita a La Coruña, donde desde hace algún tiempo, y fruto de las indicaciones de varios bloggeros (Pantagruel o Melvin entre ellos), tenía la intención de conocer el restaurante Alborada. No fui consciente de que sólo iba a pasar allí la noche del lunes, día en el que la mayoría de los restaurantes – y Alborada no era una excepción- cierran.

Tal situación me obligó a dejarlo para otro día y buscar algo interesante sobre la marcha, y entre unos pocos candidatos, elegimos finalmente el restaurante Artabria: gente joven e inquieta, interés en el producto, recomendación de la guía de los neumáticos y precio ajustado, vamos, que apuntaba maneras.

Llamamos con antelacion e hicimos bien, pues al hacer entrada en la sala comprobamos que estaba llena. El local, salvo por el buen detalle de la ventana que dejaba la cocina al descubierto, tenía más bien poco que destacar. El servicio, muy correcto y con tiempos bien manejados. Ni agobian ni pasan de tí.

Una carta no muy larga, opciones de mercado fuera de la misma y, finalmente, la posibilidad de un menú degustación por 28 euros nos hicieron dudar, decantándonos finalmente por la primera.
Hecha la selección nos invitaron a un aperitivo de mejillón en vinagreta con espuma de patata (perdón por la foto). Muy rico.

Seguimos con unas croquetas caseras bastante buenas que venían acompañadas de unas patatas paja.


Después llegaron unos cestos de zamburiñas acompañados de crema de nécoras. Plato correcto pero muy contundente debido a la fritura que nos dio aviso de lo que se nos venía encima.

En mi caso opté de plato principal por unos medallones de rape envueltos en bacon y acompañados de un rissoto de setas. Bien el punto del rape, innecesario, a mi juicio, el bacon y perfecto el complemento del arroz, que, además, estaba en su punto. El tamaño de la ración era considerable, y me costó terminarlo, por lo que opté por apartar el bacon, y el plato, además, mejoró mucho.

Mi novia se decantó por un descomunal entrecot al roquefort que además venía acompañado de unas ricas patatas a lo pobre y unos pimientos de padrón. Carne de primera y, también, en su punto.

Para beber escogimos un espumoso del que había oido hablar pero que no había probado, Danza 2006, elaborado en Valdeorras, según el método tradicional champenoise y obtenido en, exclusivamente, a partir del vino de la autóctona godello. El resultado fue un vino limpio, de burbuja algo gruesa, aromas serios de panadería en combinación con notas de piña y un curioso recuerdo de melón.
Estoy muy gratamente sorprendido con los resultados que este verano hemos obtenido con los espumosos en comidas y cenas copiosas en las que el calor y los excesos se ven refrescados y atemperados por las burbujas. Además ofrecen un maridaje casi siempre solvente cuando no sabes lo que te vas a encontrar.

Pese a la evidente saturación, no pudimos evitar sucumbir al postre, un semifrío de ¿queso?, mango y frutas del bosque ; de nuevo nos encontramos con una ración especialmente abundande de un dulce, que afortunadamente, por su ligereza, se digería sin dificultad y además era muy agradable. La acidez de las frutillas y el mango contrastaban muy bien con las sensaciones grasas del flan. Quizás nuestro maltrecho estómago hubiera agradecido una temperatura algo mas baja.
Como el espumoso todavía daba los últimos coletazos, no caímos en la más que interesante carta de vinos dulces por copa que el restaurante ofrecía.

Y la cuenta se resolvería por unos más que aceptables 35 euros p/p que dan a Artabria una relación calidad-precio muy interesante, por lo que no descartamos volver cuando regresemos a Coruña.
.
Restaurante Artabria
Fernando Macías 28
981 269646

11 comentarios:

pedro dijo...

Que buenO mARIO! Si ya tenia ganas de ir, ahora me quedo todavia mucho mas conencido, aq ver si encuentro un hueco e invito a Rosa, se acerca mi cumple y creo que es un abuena opcion.
Veedor de coca cola DO Rias Baixas

SIBARITASTUR dijo...

buena rcp parece.ese danza tuve la oportunidad de probarlo en la cata de la do,no se el precio en tienda pero estaba bastante bien.

Anónimo dijo...

10 Euros en el hipermercado Halley, o esa era la informacion que dio la voz en un comentario sobre el!

Mariano dijo...

Pedro,

Intenta ir con hambre, pides el menú degustación y me cuentas. Je je.

... y mucho exito en tu delicada misión. Saluda a los químicos de mi parte ;)

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
Mariano dijo...

Jorge,

Aunque lo tiene complicado para entrar a competir con los cavas (a unos 10 euros en tienda que mas o menos le calculo), no es un mal espumoso.

Por cierto, ayer probé el Viña Zorzal. Impresionante. En su precio, de lo mejor que he probado ultimamente. Ya lo comentaré...

Mariano dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.
SIBARITASTUR dijo...

Eso me parece a mí y no solo en su precio.

pedro dijo...

Mario el anonimo soy yo hombre que no podia entrar en la cuenta.
Lo que quiero decir es que este espumoso fue comentado en un suplemento que sale con La Voz de Galicia los viernes que siempre comentan un vino interesante, gallego, y el precio que daban era de 10 euros en el hIPERMERCADO Halley.

Mariano dijo...

Lo siento tio, no sabía que te referías a eso ;).

CRIS dijo...

para mi es, sin duda, el mejor restaurante de La Coruña.
Mi marido y yo solemos ir una vez al mes y siempre pedimos menú degustación. Siempre nos sorprenden y es raro repetir un plato. Todo en su punto, fusión de sabores y texturas.. y lo mas alucinante.. consiguen que pruebe cosas que jamás se me hubiera ocurrido comer ( reconozco que en eso soy "rarita").
El personal muy atento y simpático, en el momento que repites un par de veces se quedan con todos tus gustos y tienen detalles ( a mi, por ejemplo, no me gusta el chocolate, ya dije que era rarita... y siempre me sirven postres que no tienen chocolate, y siempre diferentes, amablemente y con una sonrisa siempre en la cara, cosa que se agradece en los tiempos que corren y tal y como está el servicio de restauración ultimamente.... )

la bodega es fantástica y siempre te asesoran genial sobre lo que mejor se puede adaptar al menú que has elegido, cosa que se agradece, sobre todo cuando no es uno erudito en el tema.


lo dicho. LO RECOMIENDO, con mayúsculas, porque para mi se merece como mínimo un 10 en relación calidad precio.

Galicia entre copas, SEGUNDA EDICIÓN

Puedes comprarlo on-line en...

Visitas

Seguidores